NOTICIAS
Alerta máxima en la península de Baja California por “Odile”
14 septiembre, 2014

Animación NOAA del Huracán Odile

 

El huracán Odile mantiene en alerta máxima la península de Baja California, en el noroeste mexicano, por las intensas lluvias que provoca este fenómeno meteorológico, que esta madrugada alcanzó la categoría IV en la escala de Saffir-Simpson.

Según el último boletín del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), emitido a las 07.00 hora local (12.00 GMT), el huracán se ubicaba 360 kilómetros al oeste de Manzanillo, en el estado de Colima, y 224 kilometros al suroeste de Cabo Corrientes, en Jalisco.

 

El huracán Odile descendió esta tarde a categoría 3 pero mantiene en alerta máxima a la península de Baja California, en el noroeste de México, ya que continúa acercándose a las costas, por lo que ya se inició la evacuación de los habitantes de las zonas más vulnerables.

“La trayectoria actual establece un cono muy cercano a territorio nacional, con posibilidad de impacto”, explicó David Korenfeld, director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), entidad que divulga la información meteorológica en México, en una conferencia de prensa que tuvo lugar esta mañana, organizada para hablar de los riesgos de este fenómeno “de alta peligrosidad”.

Odile, que alcanzó en la madrugada de este domingo la categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, que tiene un máximo de 5, aunque luego bajó a 3, ha tenido “una trayectoria errática” en las últimas horas y “ha modificado su patrón de avance tanto en velocidad como en ruta” haciendo “un giro mucho más cercano a territorio nacional”, puntualizó.

Aunque hasta el momento no ha causado “ningún daño” y solo ha habido “lluvias importantes”, los efectos de sus rachas de viento se empezarán a sentir en las próximas horas y generará “fuertes mareas, tormentas y olas”.

Según el boletín emitido a las 16.15 hora local por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), dependiente de la Conagua, el huracán se situaba a 225 kilómetros al sur-sureste de Cabo San Lucas (Baja California Sur) y 535 km al oeste-noroeste de Manzanillo (Colima).

A esa hora, registraba vientos máximos sostenidos de 205 kilómetros por hora con rachas de hasta 250 y un desplazamiento al no-noroeste a 24 kilómetros por hora.

“Si se mueve un poco más podrá tener un impacto” en tierra, indicó Korenfeld, concretamente en la turística zona de Los Cabos, en donde empezarán a notarse los primeros efectos en las próximas horas y los efectos más fuertes en la noche y la madrugada.

“Lo que establece es que sus vientos son de alta peligrosidad, genera olas muy intensas, genera marea de tormenta y además genera lluvias importantes”, explicó el director de la Conagua, quien detalló que el SMN dará un boletín cada tres horas para informar sobre la situación de este fenómeno.

Puesto que Baja California es “un territorio angosto”, añadió, los efectos se sentirán en casi toda la península.

El coordinador de Protección Civil, Luis Felipe Puente, explicó que ya se han activado los 264 refugios temporales en Baja California Sur con capacidad hasta para 30.000 personas y que ya se está trasladando a las personas que habitan en las zonas más vulnerables.

Pese a que Los Cabos es una de las zonas turísticas más importantes de México y estos días hay un puente por las fiestas de la Independencia, Puente explicó que la ocupación hotelera es “baja” porque la mayoría de quienes visitan la zona es estadounidense y no celebra esta fecha.

“Lo que más preocupa es la vulnerabilidad de las poblaciones pequeñas que están a nivel del mar” y ya “están trabajando para trasladar a la gente a los refugios”, explicó Puente.

A los turistas les recomendó que ocupen las zonas establecidas en los hoteles para protección, como los salones de eventos.

De acuerdo con las previsiones, durante las próximas horas, conforme se acerque el ojo del huracán a la porción sur de Baja California Sur, se podría registrar una combinación de oleaje y marea de tormenta de 4 a 10 metros de altura, con vientos de tormenta tropical superiores a 65 km/hr y rachas de hasta 120 km/hr.

Asimismo, seguirán vientos de hasta 65 km/hr y oleaje de 3 a 5 metros en costas de Sinaloa y Nayarit, así como vientos de 50 km/hr y oleaje de 2 a 3 metros en costas de Jalisco y Colima.

Por ello, el SMN recomendó a la navegación marítima ubicada en las inmediaciones del sistema extremar precauciones.

Prevalece activa la zona de alerta por efectos de huracán desde Santa Rosalía hasta Punta Eugenia, incluyendo La Paz y Los Cabos, en Baja California Sur; mientras que por tormenta tropical, desde La Paz, hasta San Juan Bautista (Baja California Sur), y desde Manzanillo (Colima) hasta Cabo Corrientes (Jalisco).

Odile mantiene el potencial de lluvias torrenciales (de 150 a 250 milímetros) en Baja California Sur; intensas (de 75 a 150 milímetros) en Colima, Sinaloa, Nayarit y Jalisco; fuertes (de 25 a 50 mm) en Durango, Michoacán y Guerrero, y lluvias (de 0.1 a 25 mm) en Sonora, Chihuahua, Zacatecas y Aguascalientes.

Estos días se cumple precisamente un año del impacto simultáneo en tierras mexicanas de los huracanes Íngrid y Manuel, que dejó 157 muertos e importantes daños materiales.

En la actual temporada de ciclones en el Pacífico ya se han formado los huracanes Amanda, Cristina, Iselle, Hernán, Julio, Karina, Marie, Norbert y Odile, así como las tormentas tropicales Boris, Douglas, Elida, Fausto, Genevieve y Lowell.

Hasta ahora, el único que tocó territorio mexicano fue Boris, que lo hizo en las costas del sureño estado de Chiapas.

Fuente: Agencia EFE
NOTICIAS
RELACIONADAS