NOTICIAS
Con tierras del Estado y del magnate Tompkins se crea un nuevo parque en Chile
19 diciembre, 2013

5804045w

Chile contará a partir de enero con un nuevo Parque Nacional de 150.000 hectáreas en el extremo sur del continente, gracias a un acuerdo del Gobierno con la fundación del magnate estadounidense Douglas Tompkins, que va a contribuir con un terreno de casi 39.000 hectáreas.
“La declaración de Parque Nacional está fijada para el 6 de enero y una vez que eso ocurra automáticamente se hace nuestra donación de 38.780 hectáreas”, explicó a Efe Hernán Mladinic, director ejecutivo del proyecto y del Parque Pumalín, que también pertenece a la fundación Tompkins.
El nuevo parque se llamará “Yendegaia” y estará situado en la parte chilena de la patagónica isla de Tierra del Fuego, donde también está la ciudad argentina de Ushuaia.
Entre la cesión del gobierno y las tierras de Tompkins se creará una reserva de 150.000 hectáreas, cuya función es principalmente la conservación medioambiental.
“La educación, la ciencia, la recreación y el desarrollo de las actividades humanas están supeditadas al objetivo principal, la conservación, pero eso no quiere decir que no se puedan desarrollar” expresó Mladinic.
La zona alrededor del río Yendegaia “tiene varios pisos vegetacionales que incluyen especies como el canelo, todo tipo de líquenes, distintas especies de zorros con problemas de conservación y al menos 49 especies de aves”.
Geográficamente abrazado por el parque Alberto Agostini en la parte occidental, el parque argentino Tierra del Fuego y el canal Beagle al sur, espacios de gran riqueza ecológica, Yendegaia será el quinto parque nacional ubicado en el extremo sur de Chile.
“La Región de Magallanes es la mas grande del país, y la mitad esta constituida por áreas protegidas. Yendegaia está ubicado en la mítica Tierra del Fuego, donde prácticamente no tenemos parques nacionales” aclaró Mladinic.
Fue a fines de noviembre cuando el Consejo de ministros para la sustentabilidad, presidido por la ministra del Medioambiente, María Ignacia Benítez, autorizó la creación del nuevo parque, y se prevé que en dos o tres años estén listas las estructuras necesarias para el funcionamiento pleno del área de protección.
Se llevó a cabo un proceso de consulta a los pueblos indígenas yámanas (o yáganes) de la zona, que aceptaron formar parte del proyecto: “Los pueblos indígenas quieren integrarse. Han valorado que los parques nacionales son buenos para su propia protección, y si bien en la zona del futuro Yendegaia no existen comunidades indígenas, se llevó a cabo un proceso de consulta con comunidades aledañas”, aclaró el director de Pumalín.
En la zona de Puerto Williams, los yámanas pidieron tener espacios para la venta de sus artesanías además de que se respetaran sus sitios ceremoniales, especialmente en el poblado de Ukika.
Hernán Mladinic cree que el nuevo parque descongestionará un poco el turismo que se congrega en Torres del Paine, aunque aclaró que las visitas no tienen por qué perjudicar la conservación: “si no hay buena conservación no va a haber turismo, porque falta la razón para visitar el parque”.
Yendegaia estará atravesado por un camino que conecta toda la isla con el sector argentino de Ushuaia, lo que supone un área de conservación transfronteriza que conecta con una zona que desde hace años desarrolla el producto turístico basado en la naturaleza.
Las bellezas de Chile logran recaudar 2.000 millones de dólares anualmente, “mucho mas que el salmón, mucho más que el vino, y sin embargo no se le da ni la relevancia ni la inversión que merece”, concluyó Mladinic.
Douglas Tompkins, fundador de la fundación y dueño de la empresa The North Face, lleva 20 años comprando tierras en esta parte del mundo para luego donarlas a los gobiernos de Argentina y Chile siempre y cuando se comprometan a su protección.

Fuente: Agencia EFE

NOTICIAS
RELACIONADAS