NOTICIAS
Inicia el verano con un intenso calor en toda España
26 junio, 2015

El intenso calor será el protagonista del primer fin de semana de verano, en que la entrada a partir de hoy de una masa de aire muy cálido provocará un aumento progresivo de las temperaturas diurnas de hasta 40 grados y de más de 20 en las nocturnas en muchas zonas de la Península, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).
Esta situación, que se prolongará hasta el martes, se debe a la combinación de un anticiclón en superficie y una dorsal cálida en niveles altos, que hace que el aire sea muy estable y no se produzcan desarrollos nubosos ni precipitaciones que alivien la sensación de calor.
A partir de hoy está activado el nivel de aviso amarillo en el valle del Guadalquivir, parte de la meseta Sur, Aragón, Navarra, Comunidad de Madrid, valle del Ebro, Valencia, Ávila y Badajoz, con temperaturas que oscilarán entre los 37 y los 39 grados.
El sábado se activará el nivel naranja en Córdoba, Huelva, Jaén, Sevilla y la Comunidad de Madrid, con temperaturas que alcanzarán los 40 grados en las provincias andaluzas y se quedarán en los 39 en el área metropolitana madrileña, sur y oeste de la región.
La situación se agravará el domingo, en que el nivel de aviso naranja se extenderá al litoral de Cádiz, la meseta sur y la provincia de Badajoz, con máximas de 40 grados.
“Son temperaturas más altas de lo habitual en esta época del año”, ha asegurado la portavoz del Aemet, Ana Casals.
“si comparamos la temperatura de ayer con la media de los últimos 30 años, en todas las zonas de España, salvo en Málaga, se observa una anomalía positiva”, ha afirmado.
De hecho, en algunas zonas -como Lugo- se registraron entre 7 y 10 grados por encima de la media, entre 5 y 7 en la cornisa cantábrica y norte de Castilla y León y entre 2 y 4 en el oeste peninsular y Aragón.
Sin embargo, en el este la variación fue tan sólo de entre 0,5 y dos grados por encima de la media.
Esta ola de calor se traducirá también en valores muy elevados de las temperaturas nocturnas, que se mantendrán en general por encima de los 20 grados, concretamente entre 22 y 24 en casi toda la mitad sur y por encima de los 20 en el interior de Baleares, mientras que rozarán los 25 grados en algunos puntos del valle del Guadalquivir.
Según Ana Casals, las mínimas más frescas se notarán en Pirineos, comunidades del Cantábrico y Galicia -salvo Ourense e interior de Lugo- y “las brisas salvarán a Baleares y las costas”.
La ola de calor se prolongará hasta el martes, en que las temperaturas empezarán a descender suavemente por el suroeste de la Península y Canarias, con una bajada más notable a partir del miércoles en toda la mitad occidental y el jueves en el norte.
“Pero el calor no va a acabar”, ha advertido la portavoz de la Aemet, y el próximo fin de semana “volveremos a vivir episodios de aumentos progresivos de las temperaturas”.
Así, la semana empezará con temperaturas muy altas en toda la Península y Baleares, con los mayores ascensos en Galicia y cornisa cantábrica, donde se podría activar el aviso de nivel amarillo o, incluso, naranja, con temperaturas que rozarán los 40 grados.
Ana Casals ha explicado que para que una zona tenga aviso por ola de calor se tienen que cumplir dos condiciones, que se supere un umbral térmico -cada una tiene uno diferente- y que la persistencia sea superior a dos días; “si a ello añadimos temperaturas altas por la noche, que no dan descanso, va a ser un poco agobiante”, ha resaltado.
La Aemet recomienda “mucha hidratación en las horas centrales del día -especialmente ancianos, niños y embarazadas-, nada de deporte y buscar las sombras y los aires acondicionados de centros comerciales o lugares de ocio si no se tiene en los hogares”.

 

Fuente: Agencia EFE

NOTICIAS
RELACIONADAS