NOTICIAS
La crisis hídrica se agrava en el sudeste brasileño sin soluciones a corto plazo
27 enero, 2015

crisis_hidrica

 

La crisis hídrica que desde el año pasado golpea la región sudeste de Brasil, la más rica y poblada del país, cada vez se agrava más sin soluciones a corto plazo para garantizar el abastecimiento de agua, lo que también encendió la alarma frente al suministro eléctrico.

 

La última semana del mes comenzó hoy con situaciones delicadas en los embalses que abastecen las ciudades de Sao Paulo, Río de Janeiro y Belo Horizonte, las mayores regiones metropolitanas del país.

 

En Río de Janeiro, el reservorio de Santa Branca, el segundo del sistema del río Paraíba do Sul, que desde el vecino Sao Paulo abastece ese estado, llegó el domingo a su “volumen muerto”, como se conoce la última reserva técnica de los embalses.

 

El primero de los embalses de ese sistema, el Paraibuna, ya había entrado a operar con su “volumen muerto” el pasado 21 de enero y el último viernes el gobernador Luiz Fernando Pezao descartó la posibilidad de racionamiento de agua para paliar la crisis.

 

No obstante, su secretario de Medio Ambiente, André Correa, no descartó esa medida de racionamiento para el final de los próximos seis meses, en caso de que no se presenten lluvias en abril.

 

En el vecino Minas Gerais, estado cuya capital es Belo Horizonte, el panorama no es diferente y algunos de los embalses no reciben precipitaciones desde hace más de un mes.

 

Cinco ciudades de Minas Gerais (Oliveira, Itapecerica, Formiga, Arcos y Sao Gonçalo do Pará) decidieron hoy cancelar la celebración del carnaval, que se celebrará en todo el país entre el 13 y 18 de febrero, ante el temor de no tener suficiente agua para atender la demanda con el número creciente de turistas.

 

Belo Horizonte, una urbe de 5 millones de habitantes en su área metropolitana, también comienza a tener problemas en el suministro de agua.

 

Las autoridades de Minas Gerais estudian implementar medidas como las de bonificaciones por ahorro y multas por aumento de consumo, como las adoptadas desde el año pasado por Sao Paulo, el más rico y poblado de los estados brasileños, que atraviesa por su peor crisis hídrica desde 1930.

 

Él sistema de embalses Cantareira, que abastece 6,5 millones de personas en Sao Paulo (un tercio de la población de la región metropolitana) consiguió hoy mantener su nivel después de dos semanas de caídas consecutivas.

 

Cantareira amaneció hoy con el 5,1 % de la segunda cota del “volumen muerto”, reserva que comenzó a ser operada en noviembre pasado después de agotarse completamente la primera.

 

Diversos estudios oficiales y académicos apuntan que ese sistema se secará por completo entre marzo y septiembre, situación ante la que el gobierno regional pretende recuperar la presa de Billings, otro importante reservorio del sur de la ciudad.

 

La discusión de la crisis hídrica, que en las pasadas elecciones de octubre alimentó el discurso y debate de los candidatos, ahora comienza a unir fuerzas políticas oficialistas y de oposición para buscar soluciones.

 

El último viernes, la ministra de Medio Ambiente, Izabella Teixera, después de una reunión con otros seis miembros del gabinete, calificó de “sensible” y “preocupante” la situación hídrica que atraviesa el sureste del país y pidió a los ciudadanos que ahorren agua y energía.

 

La ministra precisó que el abastecimiento de agua no compete al Gobierno federal, pero subrayó que dará el apoyo necesario a los estados para la realización de obras que permitan el suministro de agua.

 

En este sentido recordó que la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, autorizó a incluir en el Programa de Aceleración de Crecimiento (PAC) las obras para abastecer el reservorio Cantareira a través del desvío del agua de la cuenca del río Paraíba do Sul.

 

La semana pasada, el ministro de Minas y Energía, Eduardo Braga, al explicar el cese del suministro eléctrico el lunes pasado a raíz de un récord de consumo de energía debido a las altas temperaturas declaró: “Dios es brasileño, tenemos que contar con él para atraer un poco de lluvia para darnos tranquilidad”.

 

Fuente: Agencia EFE

NOTICIAS
RELACIONADAS