NOTICIAS
Sao Paulo, aliviada por el tercer día de lluvias en su peor crisis hídrica
4 noviembre, 2014
sao_paulo_lluvia_alivio

Imagen: Archivo El espectador

 

Sao Paulo, la mayor urbe brasileña y que sufre la peor crisis hídrica desde 1930, registró hoy su tercer día consecutivo de lluvias, por lo cual sus principales reservorios, que continúan en estado crítico de abastecimiento, mantuvieron sus niveles diarios por primera vez en más de un mes.

 

El “alivio” de la lluvia a Sao Paulo provocó que los reservorios del sistema Cantareira, responsables por el suministro de agua a 6,5 millones de personas, operaba hoy estable con el 11,9 % de su nivel, según la Compañía de Saneamiento Básico del Estado de Sao Paulo (Sabesp).

 

Desde el último 26 de septiembre, el nivel del sistema Cantareira había bajado todos los días.

 

En esa fecha, el reservorio operaba con un 7,2 % del primer ‘volumen muerto’ (reserva técnica), pero después las autoridades reguladoras autorizaron la utilización de una segunda provisión de recursos, que elevaron el nivel al 13 %.

 

No obstante, a pesar de las lluvias que comenzaron el domingo, el nivel de otros reservorios importantes como Alto Tietê (8,8 %) y Guarapiranga (37,9 %) registraron una disminución en los últimos tres días de casi un punto porcentual.

 

En los primeros cuatro días de noviembre, Sao Paulo registró 39,6 milímetros de lluvia en la región metropolitana, cantidad que casi alcanza a igualar los 42,5 milímetros de todo octubre.

 

La previsión meteorológica de la empresa Climatempo apunta a que las lluvias se mantendrán de manera continua hasta mañana y seguirán pasando durante la primera quincena de noviembre sobre el sistema Cantareira, un conjunto de seis represas considerado como uno de los mayores abastecedores de agua del mundo.

 

El cálculo hasta el 17 de noviembre es que la ciudad reciba entre 150 y 200 milímetros de lluvia, casi cinco veces más que todo lo que se registró en los 31 días de octubre.

 

Ciudades del interior del estado de Sao Paulo como Campinas e Itú, que en el Mundial de fútbol Brasil 2014 fueron las ‘casas’ de las selecciones dePortugal y Nigeria y Rusia y Japón respectivamente, afrontan situaciones extremas por la falta de suministro.

 

Algunas empresas, en tanto, pretenden denunciar ante la Justicia al Gobierno regional, al que acusan de no tomar medidas para prevenir la crisis alertadas años atrás y que perjudicó la producción de mercancías, informó a Efe el jurista Rodrigo Setaro, del bufete Moreau Advogados.

 

La sequía, agravada en Sao Paulo pero que se extiende por otras regiones del país, también puede tener repercusiones en otros sectores de la infraestructura, como el suministro eléctrico.

 

En ese sentido, la agencia calificadora de riesgo Moody’s alertó esta semana que las empresas del sector eléctrico están “bajo presión” debido a la sequía, pues Brasil tiene su matriz energética basada en las hidroeléctricas.

 

Fuente: Agencia EFE

NOTICIAS
RELACIONADAS