NOTICIAS
Un muerto y 10.000 hogares sin electricidad por una tormenta en Centroeuropa
23 agosto, 2013

Un muerto, diez mil hogares sin electricidad, varios heridos y grandes daños materiales han sido provocados por una serie de grandes tormentas veraniegas que afectaron a amplias partes de Austria y la República Checa entre la noche del domingo y altas horas de esta madrugada.
En la República Checa diez mil hogares siguen sin luz tras la fuerte tormenta que recorrió el país y que ha obligado a declarar el estado de calamidad en dos regiones del país, informaron hoy los medios locales.
“Parece como si hubiera pasado un tornado”, dijo el jefe de estación de Karlstejn, localidad turística cercana a Praga, a los viajeros que aguardaban en vano la llegada del tren de cercanías para regresar a la capital.
El fuerte viento arrancó árboles y paralizó el tráfico ferroviario y de vehículos en numerosos puntos del centro de la geografía checa, si bien en Bohemia central pudo restablecerse antes de la media noche.
En Praga se cortó el tráfico de tranvías, ya que árboles caídos bloqueaban los raíles en varios puntos, mientras que los vuelos al aeropuerto internacional de Vaclav Havel tuvieron que ser desviados a Berlín y a Viena.
Un árbol cayó sobre varios aficionados que seguían un partido de fútbol en la ciudad de Brno, y algunos de ellos están todavía hospitalizados, según confirmó hoy la emisora estatal Radiozurnal.
En Austria, los bomberos tuvieron que actuar en centenares de ocasiones en numerosos estados federados, desde el Tirol hasta Baja Austria debido a las llamadas de alerta de los ciudadanos por la caída de arboles.
Después de varios días de calor extremo, con temperaturas que rozaron los 40 grados, esta noche se desató una gran tormenta sobre amplias partes de Austria con fuertes vientos, intensas lluvias y la caída de granizo en algunos lugares.
En la región de Estiria un cazador murió anoche al caerle encima un abeto cuando había salido de la cabaña en la que se alojaba en un entorno natural, informó la radio pública.
En algunos lugares de Austria también se perdió el suministro eléctrico, aunque ya se ha restablecido, por la caída de árboles sobre líneas de alta tensión.
Además se ha tenido que detener el servicio de ferrocarriles en varios puntos por la caída de troncos en las vías, por lo que se han empleado autobuses como alternativa hasta la retirada de los árboles.
En Salzburgo se registró la inundación de numerosos sótanos y los bomberos han sacado el agua con bombas en tramos de carretera anegados para restablecer el tráfico.

Fuente: Agencia EFE

NOTICIAS
RELACIONADAS